jueves, 16 de febrero de 2017

Conociendo a... Laura, trabajadora social

Esta semana conocemos a Laura Figueroa, trabajadora social en nuestro centro.
 
¿Tu trabajo es como trabajadora social o como psicóloga? Como sabes soy trabajadora social, y me ocupo de intervenir en algunas áreas esenciales para la rehabilitación como la familiar, ocio y tiempo libre, social y económica, entre otras. Por eso a veces rellenamos papeles y documentación, y otras veces hablamos en mi despacho o me veis participando en actividades grupales.
 
¿Con quién sueles hablar más, con los usuarios que ya están de alta o con los del centro? Nuestro trabajo es atender a las personas que están en el centro, pero también mantenemos relación con personas que han sido dadas de alta y que participan, como tú, como voluntarios desde la experiencia. 
 
¿Con qué profesional hablas más: con Ana, Alberto, María,...? Todos los miembros del equipo intercambiamos información de forma constante, ya que es la manera más eficaz de dar una buena atención a los usuarios y de sacar todo el trabajo adelante. Es muy importante el trabajo en equipo.
 
¿Por qué haces este trabajo: para ayudar o porque te gusta? Me gusta mucho mi trabajo, y me aporta experiencias muy especiales. Yo trato de ayudar a las personas, pero sé que la relación que establezco con ellas me reporta muchas cosas positivas. Es algo recíproco.
 
Qué te parecen las recuperaciones, ¿rápidas o lentas? No se puede juzgar con un mismo parámetro a todas las personas. Cada una lleva un ritmo distinto y debemos acoplarnos a él.
 
 
Por Abraham G.

jueves, 9 de febrero de 2017

Conociendo a... Alberto y María, monitores

Hoy conocemos un poco mas el trabajo de los monitores Alberto y Maria.

¿Cuál es la actividad que más os gusta hacer? A María le gusta risoterapia. Alberto dice: no puedo elegir una, porque hay muchas que me gustan.

¿Con qué fin preparáis las actividades? Para conseguir la rehabilitación de las personas que vienen al centro. Cada una tiene una finalidad aunque también tienen aspectos en común.

¿Cómo preparáis las actividades? Hacemos una planificación general con carácter trimestral, pero diariamente preparamos las sesiones que nos toca realizar. Ademas planificamos talleres simultáneos en función de las necesidades detectadas y los intereses de los participantes.  

¿Se muestran interesados los usuarios? Depende del día que tenga la persona, y también de si nosotros hemos enfocado bien la actividad.

¿Qué nota le daríais a las actividades como terapia? No se puede dar la misma nota a todas. Algunas cumplen todos los objetivos que nos proponemos y otras no, pero aun en ese caso aprendemos para hacerlo mejor la próxima vez.

Por Abraham G.

jueves, 2 de febrero de 2017

Conociendo a los profesionales


Hoy conocemos a Ana I. Fernández, directora y psicóloga del centro de rehabilitación.



¿Cómo trabajáis con las personas con trastorno mental? Trabajamos sobre todo con las personas, implicándolas en la toma de decisiones respecto a los cambios que necesitan hacer en su forma de pensar, sentir o actuar para conseguir una buena salud mental. En el centro de rehabilitación trabajamos por la integración social, familiar y laboral.


¿Qué papel hace cada uno de los profesionales? Yo soy la psicóloga clínica, me ocupo de comprender la situación en que se encuentra cada persona, y junto a mi equipo diseñamos el plan de intervención y asignamos la agencia de actividades.

¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de tu trabajo? Además de ser la psicóloga soy también la directora del centro. Lo que más me gusta es lo que tiene que ver con el trato con las personas. Lo que menos me gustan son las tareas de gestión. 

¿Cuál es el peor diagnóstico de todos? El peor diagnostico siempre es el que le afecta a cada uno. La gravedad no está determinada por el nombre de la enfermedad o trastorno, sino por el grado de deterioro alcanzado. 

¿A quién soléis prestar más atención? Prestamos atención a las necesidades que tiene cada persona en función del momento o la situación a la que se enfrentan.

Por Abraham G. 

viernes, 27 de enero de 2017

Teatro experimental

¿Os acordáis cuando en febrero del año pasado hablábamos de la magia del teatro? De la mano de Arantxa, nuestra voluntaria más dinámica, agitadora y sonriente, pudimos realizar un primer módulo para desarrollar habilidades sociales a través de la improvisación y la interpretación.

En enero de este año hemos comenzado de nuevo un segundo módulo de este taller trabando sobre las emociones que sentimos y cómo las mostramos a través de nuestra voz, gestos,... Pero, ¿por qué a través del teatro? Porque es una actividad que implica el hecho de mirar y ser mirado, escuchar y ser escuchado, implica dinámicas grupales y de encuentro, tiene un gran poder simbólico en el lugar denominado escena, y es entretenimiento y diversión.

Sabemos que depende de cómo nos mostramos al exterior el resto de personas actuará con nosotros de una u otra manera. Por ejemplo, hay personas que están molestas o tristes pero no lo expresan, y eso dificulta a los que estamos alrededor entender lo que les ocurre y cuidarlos o apoyarlos. Por eso es tan importante este taller, aunque a veces cueste o nos dé vergüenza. Pero todo es más fácil sabiendo que estamos en un sitio especial, protegido, rodeado por personas que nos conocen, nos respetan y nos aprecian.

jueves, 19 de enero de 2017

Mi experiencia en el GAM

¿Qué es el GAM o grupo de ayuda mutua? Es un grupo en el que nos juntamos todos del centro, menos los profesionales, para hablar de nuestras experiencias que hemos tenido y sobre como llevamos la medicación, la enfermedad y lo más importante: la recuperación.
¿Por qué he decidido empezar a colaborar como agente de ayuda mutua? Para ayudar a los que están, a las personas y aprender de ellas a como recuperarnos de pasar una mala racha, ya sea por las drogas o por enfermedad mental, y para aprender más cosas sobre la enfermedad.
¿Para qué sirve? Cuestiones que tratamos entre compañeros y actividades que programamos fuera del centro. Sirve para hablar con las personas como yo y que tienen la enfermedad mental muy avanzada y sirve para ayudarnos en la recuperación. Hacemos actividades fuera del centro como ir a comer a restaurantes, dar paseos en bici, esto nos va muy bien, y nos ayuda a distraernos y hablar de nuestras cosas que hemos hecho ya sea ahora o en el pasado.
Por Abraham G.